Prueban capacidad de canal recién hecho en Ascope y se cae a pedazos

El año pasado, como consecuencia del embate del fenómeno El Niño Costero, centenares de agricultores de la provincia de Ascope, en la región La Libertad, no pudieron sembrar como normalmente lo hacen. Esto originó que su economía se afecte tremendamente y que a duras penas lograran mantener sus hogares.

En el presente año, los hombres del campo imaginaron que el panorama sería distinto, pues una obra de gran envergadura, que estaba lista para ser inagurada, les aseguraría contar con agua durante todo el año y en mayor cantidad; pero nada de eso ocurrió y ahora su situación es tan complicada como la del año anterior.

UNA OBRA COLAPSA. Lo que ocurrió es que la tan esperada obra de mejoramiento y restauración de los canales de regadío de 13 kilómetros de largo en San José Alto y La Concordia fue mal ejecutada y, el pasado 30 de marzo, cuando realizaron la prueba hidráulica para verificar si conducía bien el agua, el conducto que había sido supuestamente revestido y reforzado con cemento, colapsó frente a la mirada atónita de los agricultores.

¿Qué había sucedido? Inmediatamente los dirigentes y los agricultores que forman parte de la Junta de usuarios de Agua del Valle Chicama y los de la Comisión de Usuarios Ascope confirmaron lo que ya venían sospechando, pero que se resistían a creer.

SE QUIEBRA. La obra no había sido bien ejecutada, pues las paredes del canal se desprendieron y quebraron al paso del recurso hídrico, debido a que presuntamente los paños no habían sido bien compactados y el grosor de los muros no guardaban las dimensiones establecidas en el expediente técnico.

“Fue por eso que cuando se realizó la prueba hidráulica, el canal colapsó y el agua terminó por inundar varias hectáreas de cultivo”, manifestó ayer Aristides Alarcón, consejero de la Junta de Usuarios de Chicama.

Otro detalle que precisó Alarcón es que la prueba hidráulica se hizo con la mínima cantidad de agua que puede llevar el canal y no con toda su capacidad.

“La prueba se ha hecho con 25 riegos, que es lo mínimo, porque este canal tiene capacidad para 120 riegos, es decir si lo hubiéramos probado con más fuerza de agua el canal desaparecía”, sostiene el dirigente.

RESPONSABLES. La referida obra, que contaba con un presupuesto total de S/6’ 750,239.81, fue aprobada el 2016 por el equipo técnico del Gobierno Regional de La Libertad. La modalidad de ejecución fue por contrata a precios unitarios y tenía un plazo de ejecución de 240 días calendarios. La empresa que estuvo a cargo de la ejecución de la obra es Edicaf S.A.

UNA EMERGENCIA. Ya van a pasar casi dos semanas de este incidente y la empresa responsable de la ejecución de la obra, según refiere Aristides Alarcón, no ha asumido lo que le compete.

Ante la complicada situación que implica no poder llevar el agua a sus tierras, los agricultores han calificado esta situación como una emergencia, ya que sin un canal por dónde llevar el recurso hídrico, difícilmente podrán sembrar y este sería el segundo año que pasarían sin hacerlo.

Sin embargo, los agricultores no se han quedado de brazos cruzados. Lo primero que han hecho es trabajar para habilitar el canal y permitir nuevamente el paso del agua. Los usuarios Ascope y del Valle Chicama, este último presidido por Jorge Alva, coordinaron y lograron conseguir 80 volquetadas de material para el afirmado. También maquinaria pesada y geomembranas con las que cubrieron parte de los sectores afectados, a fin de poder contar con el recurso hídrico.

Aristides Alarcón indica que estas tareas han sido asumidas por los propios usuarios, debido a que la empresa no se hace responsable de esta situación y mucho menos el Gobierno Regional de La Libertad, que es la unidad ejecutora.

DENUNCIAS. La segunda acción que emprendieron los agricultores fue denunciar este hecho ante la Fiscalía Anticorrupción y La Contraloria, para que asuman las pesquisas del caso y se halle a los responsables de esta pésima obra, ya que son centenas las familias afectadas y asimismo se trata del mal uso de los recursos del Estado.

Para los agricultores afectados, los que tienen que responder en primera línea por esta delicada situación son los representantes de la empresa supervisora de la obra, ya que, hasta donde se conoce, y nunca informó sobre la mala ejecución de los trabajos en ninguna de sus etapas.

HABLA EL CONSEJERO. Silvio Díaz Estrada, consejero por la provincia de Ascope, contó que con anterioridad ya se había advertido la mala ejecución de esta obra. “Mi persona y miembros de la Junta de Usuarios de Ascope visitamos en una oportunidad la obra y vimos que había muchas deficiencias; notamos que no se estaba utilizando el material adecuado para el piso y las paredes del canal. Además, en los paños no han cerrado las aberturas y por ahí se ha filtrado el agua, y como estaba tan delgado el muro, ha colapsado”, explicó.

El consejero recordó que el caso también lo comunicó ante el pleno del consejo regional, pero no se le dio la importancia debida, por lo que ahora volverá a insistir con esta denuncia, a fin de que administrativamente se tomen las acciones correspondientes contra todos los responsables.

“La obra no ha sido recepcionada y no se va a recepcionar hasta que la empresa que está a cargo de su ejecución, se ajuste a lo que manda el expediente técnico”, advirtió Silvio Estrada.

ACCIONES. Sobre el particular, el gobernador de la región La Libertad, Luis Valdez Farías, dijo que tenía pleno conocimiento de esta situación con la obra en Ascope y dejó en claro que se tomaron las acciones correctivas inmediatas.

“Hemos informado a la Contraloría y al Procurador para que inicie las acciones penales. Ya se ha notificado a la empresa para que subsane esos errores”, agregó.

Luis Valdez comentó que la obra, como manda la ley, contaba con un supervisor, pero que este fue contratado por el gobierno regional. “Hay una investigación y si no ha cumplido con su trabajo se tendrá que denunciar y demandar para que se tenga que resarsir el daño”, señaló.

QUE INFORME. En efecto, con el informe N°0192, el pasado 3 de abril el gobernador Luis Valdez solicitó a la gerente regional de Infraestructura, Saira Castro Vásquez, emita un informe detallado sobre lo sucedido en la obra de mejoramiento del canal de regadío en Ascope.

Ahora bien, la Contraloría General de la República en la región La Libertad también ha asumido las investigaciones del caso a través del Órgano de Control Institucional (OCI).

Por ahora ya se ha solicitado el expediente técnico y documentos de aprobación de la obra.

Además, hoy por la mañana un equipo se este órgano de control se trasladará a Ascope para realizar una visita de campo.

AYUDA. Finalmente, los agricultores esperan que las entidades que han asumido la investigación de este caso resuelvan con una sanción ejemplar, ya que los afectados son centenares de familias que no saben qué hacer para poder trabajar en sus campos de cultivo, debido a que el agua no está llegando normalmente, producto del canal que está destruido. Correo

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas