Empresa Casa Grande, bota a ingeniero por quedarse dormido

Lo encontraron durmiendo cuando tenía la función de supervisar el sistema de difusión y motores de molino de producción.

Tribunal no le dio la razón a supervisor de maquinaria.

Quedarse dormido en la jornada de labores le costó caro a un ingeniero de la empresa azucarera Casa Grande S.A.A. El empleador lo separó del personal atribuyendo que había cometido una falta grave.

Se trata del chocopano José Percival Castillo Pereyra (59), quien estaba encargado de supervisar el correcto funcionamiento de la maquinaria, pero fue hallado durmiendo. 

La empresa agroindustrial señaló que esa conducta estaba tipificada como falta laboral en el reglamento interno.

Además, que Castillo ya tenía cuatro suspensiones por faltas previas.

DESPEDIDO

José Castillo fue despedido en el 2017, después de 25 años de trabajo, por haber incumplido sus obligaciones. Sin embargo, interpuso una denuncia por considerar su separación laboral como arbitraria.

De acuerdo con la Casación Laboral N° 13121-2017 La Libertad, emitida por la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema, el ingeniero fue despedido por dormir en horario laboral y por ser reincidente en cometer faltas.

APELACIÓN

El trabajador solicitó su reposición por despido nulo, pues consideraba que había sido despedido por represalias por ser delegado sindical en paros organizados por el sindicato de la empresa.

Sin embargo, el supremo tribunal corroboró, por fotografías presentadas en el proceso, que él estaba en una postura de descanso con los ojos cerrados y lentes puestos, sin que ello sea a consecuencia de que había usado gotas oculares como indicó.

El martes último, el colegiado determinó la inexistencia de relación causal entre la falta sancionada y las supuestas represalias.

Fuente: Satélite

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas